Con Mask.ID evitará el reconocimiento facial automático.

En estaciones, aeropuertos y lugares públicos se va a reforzar la vigilancia. Las nuevas leyes policiales permiten crear y registrar en masa datos, incluso sin sospecha. Los datos biométricos se guardarán en un banco de datos europeo y se usarán para el reconocimiento facial automático. Nosotrxs te ayudamos a protegerte.

  1. 1Fotopropia

  2. 2 Retratomorfo.

  3. 3Conseguir la identificaciónenmascarada o Mask ID

Crea ahora tu Mask ID

Para participar en la identificación enmascarada o Mask ID tienes que proporcionarnos tu foto. Con cada foto subida, el servicio es más preciso y anónimo para lxs usuarixs. ¿Estás de acuerdo en que tu foto se guarde en nuestro banco de datos?

Recupera tu identidad.

Hemos hackeado la Imprenta Federal y hemos imprimido un pasaporte en el que dos personas son identificables: Federica Mogherini, la Comisaria europea de Política Exterior y de Seguridad, y un Penguin de nuestro grupo. Ahora Federica Mogherini y unx de nuestro grupo pueden viajar por el mundo con el mismo pasaporte. Si nosotrxs podemos hacer eso, las empresas y los estados hace tiempo que con dinero pueden hacerlo.

Nuestros datos biométricos son únicos. Sirven de contraseña, registro o permiso de viaje. Cada persona que solicite un pasaporte o documento de identidad, da las huellas dactilares y datos de reconocimiento facial que llegan a bancos de datos estatales. Todos los bancos de datos pueden hackearse: las huellas dactilares o escáneres del iris son preciada mercancía para las empresas. Quien tenga acceso a eso, las puede también copiar y dejarlo en el escenario de un crimen, para acusar a personas que no han estado involucradas. Pero lxs mafiosxs no son nuestro mayor problema.

Nuestras autoridades trabajan con mucha presión en confluir los bancos de datos ya existentes. Donde hasta ahora había rigurosas reglas, qué puede pasar con nuestros características únicas, la finalidad va a cambiar con la excusa de la lucha contra la criminalidad. Entonces cada vez más organismos podrán acceder a ellos. Así, las posibilidades tecnológicas para vigilarnos y controlarnos serán cada vez más exhaustivas. También las posibilidades hacer daño a lxs crítics molestxs. Es hora de ponerle fin a este progreso. De darnos la autoridad para organizar nosotrxs mismxs nuestros datos y nuestra identidad. De llenar los bancos de datos con información errónea, para deshacernos del reconocimiento automático, de traer lxs administradorxs de estos bancos de datos y de que nosotrxs mismxs podamos decidir sobre nuestros datos.

¡Únete al Mask ID!